domingo, septiembre 10, 2006


Inventor de la voz y de su oyente y de sí mismo. Inventor de sí mismo para hacerse compañía. Déjalo estar. Habla de sí mismo como de otro. Dice hablando de sí mismo: "Habla de sí mismo como de otro."Se imagina a sí mismo para hacerse compañía. Déjalo estar. La confusión es compañía hasta cierto punto. La esperanza diferida es mejor que nada. Hasta cierto punto. Hasta que el corazón empienza a enfermar. Un corazón enfermo es mejor que nada. Hasta que empieza a partirse. Conque hablando de sí mismo, concluye de momento: "De momento déjalo estar."


Compañía, Samuel Beckett
Son trozos de la memoria de un hombre que aún no descubro si está vivo o muerto, el texto entero me ha recordado a La Amortajada de María Luisa Bombal. Al margen de ello, lo cierto es que las emociones vertidas me hicieron sentido, catarquicamente.

10 Comments:

At 2:21 p. m., Blogger Mr. Francisco® said...

wow, hardcore reflexión.
A veces nuestras propias situaciones inducidas, nos dejan un poco medio muertos sin saber que nos golpeo.
Besos Ale
®

 
At 5:38 p. m., Blogger mixtu said...

Un corazón enfermo es mejor que nada...

verdade... quem no tiene coração/corazón... nada tiene...

palabras sábias...

beijos europeus

 
At 4:15 a. m., Blogger Rafa said...

Quizás el corazón se parte para no estar solo, para ser más.

 
At 1:00 p. m., Blogger Pao said...

Interesante reflexion, claro que en una situacion como la que describes, es un pequeñño gran detalle.

Y si descubrimos que estamos vivos a potenciar nuestras capacidades antes que nos pase factura la vida. No hay nada mejor como la vida para disfrutarla sabiamente, claro que siempre sazonada con alguno que otro drama, preo ese es el punto.

Saludos

Jose Garamendi

 
At 6:47 p. m., Blogger Edge said...

Cuando fui a Paris en diciembre pasado, visité a Samuel Beckett en el cementerio de Montparnasse. En el mismo que se encuentra Julio Cortazar y Tristan Tzara.

Para cuando vayas...

Te paso el dato.

SalU2
T.

 
At 11:11 a. m., Blogger Mr. Francisco® said...

You Cocky Bastard.

 
At 8:53 p. m., Blogger Marcelo said...

Indeciso entre comentar lo que escribes tú, o la actitud de ese tipo que pone "cuando fui a Paris en diciembre..." (Dios mío, por qué tuve que encontrarme eso!!), solo diré que me encanta ver que estas llena de los B.: Becket y Bombal.

un abrazo,

O.

 
At 7:45 p. m., Blogger Marcelo said...

Gracias por andar por allá de visita, ojalá te sientas como en casa.

Lo del nombre tiene que ver con la necesidad de dejar de lado la mirada racional e interpretativa de los fenómenos para, tanto mejor, respirarlo, olerlo, entrar al fenómeno con los sentidos. Neumos es aire, y logos la palabra racional: me anima ese cambio, quitar el logos, entrar en el neumos.

un abrazote,

O.

 
At 12:33 p. m., Blogger Mr. Francisco® said...

Me abruman, entre Paris y el Logos y el Neumos me siento aun mas ignorante, y anticosmopolita. Mejor vuelvo a los campos de algodón a la cosecha.
:D

 
At 7:03 p. m., Blogger Marcelo said...

no nos confundamos,
del neumos-y-no-logos me preguntó la anfitriona-chica-promedio, París llegó por alguna motivación personal que no voy a denchrar-a-juzgash.

un abrazo,

O.

 

Publicar un comentario

<< Home