domingo, marzo 26, 2006

La Pregunta Por la Técnica
Un ángulo desde el cual mirar hacia el sentido del ser

“El preguntar abre un camino. El camino es un camino del pensar. Preguntamos por la técnica y con ello quisiéramos preparar una relación libre con ella. Libre es la relación cuando abre nuestro ser-ahí [Dasein] a la esencia de la técnica. (...) La técnica no es igual a la esencia de la técnica. (...) Más duramente estamos entregados a la técnica cuando la consideramos como a algo natural; pues esta aceptación, que tiene hoy día gran aceptación, nos vuelve completamente ciegos a la esencia de la técnica.” (Martin Heidegger, La Pregunta por la Técnica, conferencia de 1953 pronunciada en la Academia Bávara de las Bellas Artes, publicada en Vörtrage und Aufsätz, pág. 2)


En el texto que subí la vez anterior, dejé enunciado que para responder a la pregunta por el sentido del ser, Heidegger sostiene la importancia de pensar al Dasein dentro del mundo en el cual vive, pero en relación con la época en la que este mundo se inserta. Toda época se encuentra regida por una matriz de sentido, por un paradigma que proporciona pautas de conducta y un modo en el cual se hacen las cosas. Lo importante aquí de preguntar, es que al preguntar podemos ir desentrañando el origen de los preceptos que gobiernan nuestra época y los alcances que estos tienen en ámbitos que, de no ser interrogados, no serían conocidos. Al descubrir el origen, también se manifiesta antes nuestros ojos, la idea de que esta matriz de sentido va variando conforme pasa el tiempo, sea para ampliarse a sí misma introduciendo nuevos elementos, sea para cambiar por completo, lo que se transforma entonces en la mayor prueba de que actuar bajo dicha matriz no es la única alternativa, puesto que se trata de una construcción humana cuyo fondo y forma fue forjado de manera coyuntural y que, por lo mismo, pudo haber sido distinto. No se trata de caer ahora en la vaga creencia de que las cosas ocurren por capricho del azar, sino que al ser una construcción humana, dista de ser un absoluto irrefutable.
Por tanto, el Dasein interrogará la época en la cual se haya inserto con la finalidad de conocer y ampliar sus propios límites en esta búsqueda por su modo más propio y auténtico de ser en el mundo. Ahora se preguntarán ¿qué tiene que ver la técnica con todo esto? Heidegger afirma que vivimos en la era de la técnica puesto que el vivir mismo se encuentra mediatizado por el aparataje que ésta promueve: los electrodomésticos, la electricidad misma, la producción en serie de toda clase de artículos; inclusive el arte y la cultura de un lugar, a tal punto que ya no nos es posible concebir la vida sin ellos. Al mismo tiempo, fruto de que están ahí, al alcance de nuestra mano, nuestra capacidad de pensar y asombrarnos frente a la vida cotidiana se adormece peligrosamente, donde el pensar reflexivo es cambiado por un pensar calculador que “corre de una suerte a la siguiente, sin detenerse nunca ni pararse a meditar.”[1] Esta es la huida del pensar y entender la época en la cual se vive, indica que la razón de esta huida no es más que la exigencia de una época que pasa tan de prisa, que sólo da tiempo para hacer los cálculos necesarios para pasar de la mejor manera a la siguiente suerte, olvidando el sentido que nos mueve, o si realmente existe un sentido moviendo nuestros actos.

Por último, como muestra de cuánto nos aleja la era de la técnica del verdadero sentido de la cosas, he de recordar lo que Heidegger expresa respecto de la esencia de la técnica y es que ésta no es algo técnico, en el modo en que hoy lo conocemos, sino que guarda relación con el hacer de los artesanos y por ende, con la idiosincrasia de un lugar, con su cultura.

[1] (Martin Heidegger, Serenidad pág. 18)

5 Comments:

At 3:43 a. m., Blogger Doc said...

Siempre me ha resultado extraño el hablar de paradigma o tiempos/paradigma como estructuras sólidas.

Heidegger nos da una pista al fundamentar que el Dasein es la
autobservación del sujeto X dentro de si mismo y su relación con su entorno (entiendase, la técnica)con la finalidad de percatarse de sus limites.

¿no es acaso esto la vivencia del sujeto X dentro de su propio paradigma de autobservación? Porque si la idea es proyectarse más allá del tiempo/espacio vivencial para separarse, por conocimento propio en relación al ambiente, de la matriz de sentido, finalmente el sujeto X nunca sale del mismo paradigma, él y su tiempo/espacio cognocente, con todas las A, B O C que rijan determinanda epoca.

La vida, o en este caso la relacíón sujeto/época debería entenderse como una serie de manifestaciones caóticas que el mismo esquema de buscarle sentido y disociarlas de los tiempos que corren van construyendo los llamados "paradigmas". En vista de esto, son los eventos (no azarosos) sino consecutivos de la negación de las eras presentes que crean espacios de sociabilización y creación de necesidades.

Los cambios de épocas o de paradigmas son efectos de la negación humana a establecerse en ideas y sentidos mancomunados, por ende caóticos de la relación humana.

Desde ahí es donde parte la teoría que conversamos hace algunos años, sobre que las relaciones humanas se basan en la envidia como manera de sustentar su existencia, al encontrar puntos de haber y falta en las personas, que las lleva a reunirse y generar "Mundos" o paradigmas, como quieras decirles.

En si, es la negación al presente, que genera estos espacios de caos que llevan a la creación de necesidades que no pueden ser cumplidas por el sujeto por si mismo sino que necesita de algo que es provisto por alguien más. Mientras más cosas (no solo materiales o fisicas) pueden ser suplidas por el encuentro de proveedores, se generan estos espacios de meditación del ser mismo con la finalidad de romper el molde, descubriendo que existen nuevas "cosas" que suplir, por ende, un cambio de paradigma en la carrera de saber quienes somos, solo finalizable por la composición del ser perfecto, quien sabe por completo quién es y no necesita de nada más (algo así como la vida en nirvana o algo más extraño, la muerte entendida como la ultima forma de vida).

En fin, son las 3.30 AM y junto con el sueño creo que me fui por las ramas, pero creo que más menos se entiende mi visión del tema.

Saludos querida mujer, que estes bien (tendremos que juntarnos a beber y conversar largo y tendido sobre este tipo de temas alguna vez).

PD: Seguire esperando la desmitificación de "el principe" jaja

besos

 
At 7:26 p. m., Blogger drumiel said...

Hola

mas te vale que no huyas de este:
http://drumiel.blogspot.com/2006/04/alrededor-de-la-pregunta-por-la-tcnica.html

hice un post en mi blog pq mi aporte se expandió como globo.

Bueeeeeno, salud. que estes muy bien.

pd: gracias por la cita

 
At 9:20 a. m., Blogger butterflies_kiss said...

"La verdad es una y los sabios hablan de ella con muchos nombres"

Joseph Campbell, El héroe de las mil caras.

Saludos preciosa.

 
At 3:50 p. m., Blogger Prince of Persia said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At 3:57 p. m., Blogger Prince of Persia said...

Opino, sin un fundamento o tecnica de bases de otros autores, simplemente mi visión y experiencia particular frente a la vida:


El ser mismo no puede ser definido por algo tan simple como una simple palabra que abarca mucho y poco a la vez. Así como las imagenes, sonidos, gestos. Pasa lo mismo con la epoca, puede que seamos parte de esta en pequeños trozos pero nuestro verdadero ser no posee un vinculo directo que se pueda definir como un todo dentro de la sociedad, sino que busca representarse en pequeñas partes atravéz de estos medios. ( ya sea mitos, pensamientos, sentidos, filosofias, matematicas, etc. ) Eso es lo que queremos nosotros encontrar en esas cosas que vemos de nuestra epoca, un espejo claro que nos muestre un pequeño rompecabezas de nuestro ser y como llegar a el dentro de la sociedad. En ese aspecto sería iluso mencionar sobre estructuras o palabras de otras personas por que finalmente somos el resultado de nuestros precesores, no sus fundamentos.

Saludos.

 

Publicar un comentario

<< Home